Posted in:

El Ayuntamiento desestima readmitir a los trabajadores de Urbaser y recurre la Sentencia que declara al ente público culpable

El Consistorio cuenta con dos opciones para solucionar el asunto,o bien la readmisión por 300.000 euros o la indemnización por 90.000 euros

El futuro se teñía de gris el pasado 28 de febrero de 2014 para los 10 trabajadores de Urbaser que fueron despedidos por la empresa, al pasar el servicio de recogida de basura a ser gestionado por la Mancomunidad de Servicios La Vega, despido que les fue comunicado con tres días de antelación, según afirman. Entendiendo estos que se trataba de un despido improcedente, decidieron denunciar a las tres partes implicadas: Mancomunidad, Ayuntamiento de Lora del Río y Urbaser. Una vez celebrado el juicio el 24 de febrero del pasado año, sale la sentencia el 27 octubre, la cual da como único responsable, al considerarse que se trataba de un despido improcedente, al Ayuntamiento de Lora. “Cuando un ayuntamiento recoge la obra y servicio al completo de una empresa privada que le prestaba un servicio, éste tiene que hacerse cargo del personal que en esos momentos realizaba el trabajo”, explica a Lora Información Pedro Martínez, uno de los trabajadores perjudicado.

El juez da al consistorio dos opciones: la readmisión de los trabajadores, coste que asciende a 300.000 euros ya que se incluye en el mismo, el pago de los salarios de tramitación, los costes de la seguridad social y las devoluciones del desempleo al SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) o la indemnización que supone un coste de 90.000 euros. Esos 300.000 euros se les hubieran visto reducidos, según explicaban los trabajadores, si en el momento de la sentencia, el Ayuntamiento hubiese optado por la readmisión. “El Ayuntamiento podía reclamar al SEPE el 80% del salario de tramitación (al principio tendrían que poner el dinero pero después el Estado se lo hubiese devuelto), con lo cual si en ese momento el Ayuntamiento, asume la sentencia y nos readmite el coste se le hubiese quedado en unos 40.000 euros”.

Desde que salió la sentencia, según cuentan los trabajadores, «hemos estado en contacto con ellos y al principio parecía que sí que estaban por la readmisión. Pero ya ahora nos han dicho que no, que no es viable porque dicen que les cuesta mucho dinero, ya que ahora tienen que hacerse cargo de los salarios de tramitación, los costes de la seguridad social, las devoluciones del desempleo al SEPE. Y eso desde la fecha que nos despidieron hasta la de salida de la sentencia generaba un volumen de unos 300.000 euros e indemnizarnos les sale por unos 90.000 euros».

Intervención presenta un informe negativo sobre la readmisión de los trabajadores

Ante esto, el Alcalde explicaba a Lora Información hace unos días, que no entiende como el juez ha dado como culpable al Ayuntamiento, cuando eran trabajadores de Urbaser y no del Ayuntamiento”, y continuaba exponiendo, “hemos recurrido la sentencia, porque estamos obligados a recurrirla, ya que el Ayuntamiento recurre todas las sentencias que perjudican el bolsillo de los ciudadanos. Yo no podría admitir como alcalde, que me diga el juez: usted tiene que pagar 90.000 euros y yo agache la cabeza y lo asuma, si es un perjuicio económico para el Ayuntamiento yo estoy obligado a recurrir la sentencia, y no porque sea la de los trabajadores de Urbaser sino todas las sentencias, y es lo que he hecho, no por intentar quitarme el bulto de encima, sino por hacer mi trabajo, que es defender los intereses de los loreños y así se lo hemos hecho llegar a los trabajadores de Urbaser”. Enamorado apeló entonces al informe emitido por Intervención, “el informe de Intervención dice que poner esos 300.000 euros para la readmisión aunque luego al tiempo sean devueltos al Ayuntamiento el 80% pone en peligro las arcas municipales y ante esto no podemos hacer nada, ya que el político prevaricaría si hace algo en contra de lo dictado por Intervención”. “Y si”, manifestaba, “readmitimos a 10 trabajadores la sábana de personal se incrementa en más de lo que podemos gastar en Personal, de modo que nos encontraríamos con un problema, pues no podríamos sacar las plazas que son obligadas para Lora, como son: tres policías locales, un agente de desarrollo local y un oficial mayor que sustituya a la secretaria y al interventor cuando estos estén de vacaciones o baja”.

Por otro lado, el regidor loreño manifestaba que diferente hubiese sido si, esta misma condena hubiese ido, no para el Ayto sino para la Mancomunidad. la cual, «sí está en disposición de meter a estas familias porque entre otras cosas el compromiso de la Mancomunidad con el Ayuntamiento es tener 6 trabajadores de Lora y actualmente tiene solo. Y ofrece a los trabajadores una opción  que les permitirá por fin cobrar los 90.000 euros de indemnización, «ellos tienen derecho de pedir una ejecución parcial de la sentencia, que no es más ni menos que decirle al juez que paguen parte de la sentencia que hay la más desfavorable que entre 300.000 y 90.000 serían los 90.000, y entonces, el Ayuntamiento llevará a cabo todos los trámites necesarios para sacar esos 90.000 y pagárselo a estas familias en cuanto nos sea posible.

Engañados

Los trabajadores de Urbaser se sienten no sólo engañados y decepcionados con el equipo de Gobierno sino también con algunos grupos de la oposición, como Izquierda Unida. Ya que aseguran que en el mismo momento de recibir la sentencia se sentaron con el equipo los miembros del gobierno municipal y su abogado Manuel Álvarez (lleva el caso de los trabajadores), para intentar llegar a un acuerdo. «En el momento de la salida de la sentencia el Ayuntamiento puede reclamar al SEPE el 80% del salario de tramitación (al principio tienes que poner el dinero y después te lo devuelven), con lo cual si en ese momento, nos hubiesen readmitido se le hubiese quedado en 40.000 euros. Pero ya no, porque al SEPE se le puede reclamar, hasta el día de la sentencia. Ahora sale más caro y ya no están por la labor», comenta Juan Francisco Tejero, otro de los trabajadores de Urbaser a Lora Información.

«Nos reuníamos con ellos todas las semanas. Decía el alcalde que si había consenso con todos los partidos tirarían para adelante y todos estaban de acuerdo menos Miguel Ángel Rosa», confiesa Pedro Martínez, quien además señala que, «nosotros pensábamos que iban a readmitirnos desde el día que salió la sentencia porque así nos lo habían hecho saber, ya que se sentaron con nuestro abogado para que le llevara los números exactos desde este mes de enero y febrero para poder incorporarnos este 1 de marzo, porque los que están trabajando ahora mismo cumplen el 29 de febrero. En ningún momento nos han dicho que no nos van a readmitir pero hasta el momento solo han ido poniendo escusa tras escusa». Su compañero, Juan Francisco Tejero admitía con desesperación, «ellos tienen la ventaja del tiempo al recurrir la sentencia, que a nosotros nos corre en contra porque se nos acaban las ayudas, y casi todos estamos a punto de agotar el desempleo. Después pueden recurrir de nuevo en la próxima sentencia. Y ya tendríamos que esperar unos 3 o 4 años».

«Diferente sería si Rajoy no hubiese quitado la normativa en 2012 de que tuvieran que pagar el salario de tramitación aunque no te readmitieran», manifestaba Pedro Martínez, que insistía en que «queremos ya una solución porque llevamos dos años así».

Miguel Ángel Rosa

En cuanto a la actitud del concejal en la oposición de IU, los trabajadores admiten haberse visto decepcionados por esta, «no entendemos cómo el gran defensor de los derechos de los trabajadores, sigue en sus trece en que tenemos que pedirles explicaciones a Urbaser y no al Ayuntamiento, pero la sentencia dice lo contrario. Los demás partidos todos han dicho que por lógica y primando los derechos de los trabajadores lo coherente sería la readmisión, luego habría que verlo a fondo en un pleno con Intervención o Secretaría si es viable o no, pero primero luchar por eso», manifestaban a este medio los trabajadores, que continuaban diciendo, «nosotros le ofrecimos al principio la novación, donde nosotros salíamos perjudicados pues perdíamos la antigüedad y todos los derechos acumulados, ya que esas plazas saldrían de nuevo a concurso y nosotros tendríamos que concursar como otro más, pero no quisieron tampoco hacerlo de esta forma». Plazas que aseguran por el momento están vacantes, «están cubiertas de forma provisional por trabajadores temporales, el día que las saquen a oposición, nos presentaremos».

Ante esto, nuestro medio quiso escuchar las declaraciones del concejal que este concejal, que en la legislatura anterior estuvo al frente de la delegación de Limpieza Viaria y propició la entrada en la Mancomunidad de Servicios La Vega. Miguel Ángel Rosa reconocía no tener ningún poder dentro del Consistorio para llevar a cabo ninguna acción para solucionar el problema de los trabajadores, «quiero dejar claro que no tengo ningún poder de lo que se hace con la situación de los trabajadores de Urbaser porque solo soy un concejal en la oposición. La sentencia ha venido el 27 de octubre, esta recurrida a otra instancia superior por parte del equipo de Gobierno y sí que es cierto, que estuvieron reunidos con nosotros, pero en ningún momento les dijimos que no a la readmisión ni a la readmisión, sino que eso habría que verlo y estudiarlo pero que nosotros no teníamos la decisión, porque no estamos gobernando, aunque no se trata de una decisión política, algo que le prometió el socio de gobierno del PP en campaña de las municipales sino que es una decisión técnica y tanto Intervención, como Secretaría, como Diputación y la consejería de Administración Publica han presentado un informe negativo para la subrogación de estos trabajadores».

El edil de IU continuaba manifestando que, «si en mi mano hubiese estado, en el momento que se terminó el contrato con Urbaser y se paso al Ayuntamiento el servicio de limpieza viaria y se hizo público el servicio yo hubiese subrogado a los empleados de Urbaser. Pero hay unas leyes que dicen que no se puede subrogar a unos trabajadores de una empresa privada a una función pública, ya serían considerados funcionarios de carrera, y fijos para toda la vida para un puesto público. Estamos hablando de que una persona que ha trabajado en una empresa privada, entre en un puesto fijo para toda la vida, fíjate que puertas estaríamos abriendo para criticar lo que está denunciando de aquí para atrás, que se entré a la función pública sin cumplir los tres criterios básicos, transparencia, igualdad y publicidad, que es lo marca la ley, no lo marca Miguel Ángel Rosa ni ningún otro concejal».

Rosa siguió diciendo, «7 trabajadores sí fueron subrogados pero estos habían sido antes trabajadores del Ayuntamiento y el Ayuntamiento los había cedido a Urbaser para prestar los servicios. Cuando se recupera el servicio para lo público según el contrato firmado en el año 1997 por el Ayuntamiento y Urbaser en el artículo 7 del apartado 13 dice que: aquel personal que Urbaser hubiera contratados durante la prestación del servicio en el Ayuntamiento en ningún caso podrán pasar a las dependencias del mismo» y es que contra un informe negativo no podemos hacer nada. La secretaria e interventora no daban el informe positivo para que se pudiera subir a pleno. Hace 15 días hemos tenido una comisión informativa donde se ha vuelto a preguntar delante de todos los concejales, la pregunta directa ha sido: habría alguna posibilidad u opción de subrogar a los trabajadores de Urbaser al servicio público y su respuesta fue no. El concejal de Hacienda, Eloy Tarno le preguntó posteriormente a esto: ¿y ahora con la sentencia tampoco? y volvió a decir: no. Y esto lo saben ellos porque yo les presenté toda la documentación».

Plazas a concurso-oposición

Ante la declaración de los trabajadores, alegando si sería posible sacar las plazas vacantes para el servicio de basura a concurso oposición, Lora Información quiso saber si hay posibilidad de sacarlas y en el caso de que la hubiera, por qué no se ha hecho antes. Ante esto el concejal de IU respondió a Lora Información que «para sacar las plazas a concurso oposición, habría que pedir permiso al Gobierno de la nación y te lo tiene que conceder. Sin embargo en estos momentos no se puede, ya que el Gobierno lo paralizó hace algunos años, por lo que es algo que no depende del Ayuntamiento, pero sí, es una opción que siempre se ha barajado. Para que todo el mundo tenga la misma oportunidad de optar a un puesto público, sacar unas oposiciones.  Otra opción, una bolsa de trabajo o que vayan rotando cada ciertos meses. El año en el que yo estuve de concejal pasaron más de 40 personas que pudieron trabajar en el servicio de limpieza viaria y ahora con el nuevo equipo de gobierno habrán pasado ya unas 25. Con lo cual, se está generando mucho trabajo».

Rosa concluía manifestando, «entiendo que luchen por sus intereses y se sientan engañados y defraudados,  ya que el socio de Antonio Enamorado, les prometió en su día, cosas que ahora no se pueden cumplir. No se puede decir tan libremente que eso era una decisión política y cuando es técnica».