Posted in:

El origen del día de San Valentín

En la actualidad, muchos viven martirizados por dicha fecha: 14 de febrero y otros viven el día, de forma más intensa con sus parejas, el Día de San Valentín. El caso es que tal día como hoy hace unos miles de años, aparece el origen pagano de la festividad de San Valentín.

Esta festividad surge en el antiguo imperio romano, a partir de las Lupercales o Lupercalias. Se trataba de una celebración que se realizaba el día 15 de febrero. El dios de la guerra, Marte, se enamoró de una bella muchacha, engendrando con ella a dos gemelos, Rómulo y Remos. Como ya sabemos estos personajes serán relevantes para la creación de la ciudad Romana.

Estando presente en el reinado, dichos hermanos preguntaron al oráculo de la diosa Juno qué hacer cuando todas las mujeres romanas mostraban signo de esterilidad. El oráculo le respondió “Madres del Lacio, que os fecunde un macho cabrío velludo”. Desde entonces un cuerpo especial de sacerdotes empezaron a elegir anualmente entre los adolescentes más ilustres de la ciudad, los candidatos para “ayudar a la fertilidad de las mujeres”. Este rito consistía en rendirle honor al Fauno Luperco (dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina), de ahí el nombre de la festividad.

Tras elegir a dichos jóvenes, se disponían a ir desnudos por las calles azotando a las mujeres que encontraban por el camino, con unas correas de piel de cabra, a modo de miembro viril. Ellos tenían la creencia, de que, a partir de hecho, la fecundidad de las mujeres aumentaba.

Como es lógico, cuando se incorpora el cristianismo en Roma, esta festividad desaparecerá de forma radical. Pero para no hacerlo de manera tan brusca, deciden en el año 494 sustituir la festividad por la del 14 de febrero: San Valentín. Fecha en la que falleció martirizado un cristiano llamado Valentín en el año 270.

Según la leyenda, San Valentín era un sacerdote cristiano, anteriormente médico, que se opuso a ley que prohibía a los soldados casarse. De hecho, el sacerdote desafió al Emperador Claudio II celebrando en secreto matrimonios para jóvenes soldados enamorados. En consecuencia, el emperador Claudio ordenó cancelar y matar a San Valentín.

A partir de este hecho, se empieza a celebrar la santidad de este personaje hasta el 1969, año en el que bajo el pontificado de Pablo VI la iglesia católica decidió eliminar San Valentín como festividad del calendario, pasando a ser esta fecha una fecha con santo, pero sin celebración. Esto se debió sobre todo a la dificultad para encontrar detalles probables sobre la vida de este santo.

Todos estos acontecimientos y ritos históricos dan vida, al día de hoy. De una forma u otra, la historia siempre está presente, configurando nuestras vidas. En la actualidad podemos odiar este día, porque se ha configurado con un matiz comercial, propagandístico y en definitiva consumista. Llevando a la sociedad al consumo de forma exagerada de productos, en muchos casos innecesarios, predeterminados por las modas. En definitiva, a partir de este artículo quería dejar claro el origen de este rito y exponer la idea de que el amor siempre está presente en nuestras vidas, y no se concentra ese hecho solo en un día.